Más allá de la bravura y de la lidia que presente un toro en el ruedo, ¿también debe tener un tamaño importante?

Esta semana se celebraron corridas en las plazas de toros México, de la capital del país; Santa María, de Querétaro; y Acho, de Lima, Perú. En las tres hubo triunfadores, destacando Octavio García, El Payo, quien fue revolcado en dos ocasiones y cortó dos apéndices; Alejandro Talavante, que confeccionó una muy buena faena; y la revelación peruana, Andrés Roca Rey, que en su propia tierra se llevó cuatro orejas en el mano a mano que mantuvo con el diestro valenciano Enrique Ponce.

El toro de lidia tuvo su cuna, origen y solar en España, y desde aquí se extendió y exportó a Portugal, sur de Francia y numerosos países del Continente Americano principalmente durante el siglo XX. La discusión sobre los toros de lidia, que abordaremos también en esta oportunidad, ha llegado a los mismos aficionados taurinos.

Con Raúl Sáinz, aficionado de toda la vida y juez de plaza, nos hablará de la asociación de veterinarios de toros bravos, que él preside, haremos recomendaciones de bibliografía taurina y discutiremos sobre la importancia, o no, del tamaño de los toros.

Ganadería-El-Batán,-el-toro-de-lidia-en-el-campo

Ver más: Ganadería El Batán, el toro de lidia en el campo

No hay comentarios

Dejar una respuesta